10 Imprescindibles en Berlín

Puerta de Brandeburgo

Una de las mejores cosas que hacer en Berlín es pasar de día y de noche por delante de la Puerta de Brandeburgo, una de los pocos monumentos que sobrevivieron a la guerra.
Este antigua puerta de entrada a la ciudad, situada en al bonita Pariser Plaz, fue inaugurada en 1791 y ha presenciado la mayoría de grandes momentos históricos de la ciudad como el desfile de las tropas de Napoleón y de Hitler.
Parecido a un arco del triunfo, este monumento destaca por la cuadriga de cobre que representa a la Diosa de la Victoria situada en la parte superior.
Durante la construcción del Muro de Berlín quedó situada en la frontera de las dos Alemanias y no fue hasta la caída del muro que volvió a su máximo esplendor como icono de toda la ciudad.

Esta puerta da inicio o final a la avenida Unter den Linden, la más importante de la ciudad donde se encuentran dos de nuestros lugares favoritos que visitar en Berlín: el edificio de la Nueva Guardia con su conmovedora escultura de su interior y Bebelplatz, donde hay un monumento en el suelo en recuerdo a la quema de miles de libros en esta plaza en tiempos de Hitler.

Muro de Berlín

El Muro de Berlín se construyó después de la Segunda Guerra Mundial, en plena guerra fría entre los comunistas soviéticos y los aliados, y dividía la ciudad entre la zona oriental y occidental. Durante los 28 años de existencia de este muro de 4 metros de altura, muchas personas lo cruzaron arriesgando su vida para reunirse con su familia o para tener una vida mejor en la parte occidental.
A medida que avanzaba el tiempo se producían cada vez más manifestaciones contra del muro, hasta que el 9 de noviembre de 1989 la antigua RDA abriera los puntos de control y se produjera un éxodo masivo que terminaría con el derribo de gran parte del muro convirtiendo este hecho histórico en el inicio de la reunificación de las dos Alemanias.
La parte más grande de 1,3 kilómetros de largo que se conserva, es la conocida como East Side Gallery, otro de los lugares que ver en Berlín imprescindibles, donde se han realizado multitud de grafitis como el del beso entre dos líderes comunistas o el del coche saliendo del muro, que muestran la historia del muro y mensajes de paz.

Después de recorrer el muro, puedes ir a tomar algo en el original Yaam, conocida como la playa de Berlín y con un ambiente muy especial.

Barrio Judío

El barrio judío, situado al norte de la Isla de los Museos, es nuestro favorito y otro de los lugares que visitar en Berlín más interesantes, donde aún a día de hoy encontrarás las huellas de la gran comunidad judía que vivía en esta zona antes de la Segunda Guerra Mundial.
Uno de los lugares más emotivos es Rosenstrasse, una calle en la que podrás ver el monumento Block der Frauen, dedicado a las mujeres alemanas casadas con judíos que consiguieron con sus manifestaciones, que sus maridos no fueran enviados a los campos de concentración.
A partir de esta calle puedes empezar una ruta por la que pasarás por los Hackesche Hofe, ocho preciosos patios interiores que se comunican por pasajes entre edificios de estilo modernista y Hackescher Markt, una plaza triangular llena de ambiente en sus numerosas terrazas y restaurantes.
Uno de los lugares más originales de este barrio y que ver en Berlín es Dead Chicken Alley, un callejón lleno de graffitis en el que te recomendamos subir a la casa que se encuentra al final de la calle y sorprenderte.

Alexanderplatz

Alexanderplatz, situada en el centro, es una popular plaza y uno de los lugares que visitar en Berlín más imprescindibles. Esta enorme plaza, flanqueada por el Río Spree y el Palacio de la República, tiene en la Torre de la Televisión de 368 metros su lugar más destacado.
Desde lo alto de la torre tendrás unas vistas magníficas de la ciudad y puedes comer en su sorprendente restaurante giratorio Sphere. Puedes reservar la entrada a la torre en esta página con antelación o esta cena de lujo en su restaurante.

Además de las vistas desde la torre, al bajar puedes completar la visita a la plaza viendo la Fuente de la Amistad entre los Pueblos, la Galería Kaufhof y el Reloj de las Horas del Mundo, en el que puedes ver las horas de numerosas ciudades del mundo.
En la plaza también hay una gran estación de metro, trenes y tranvías, por lo que es fácil llegar desde cualquier punto de la ciudad y en los alrededores también tienes la Iglesia Marienkirche y la Rotes Rathaus o Casa Roja, el ayuntamiento de la ciudad, entre otros muchos lugares de interés.

Museos

Berlín tiene una de las ofertas culturales más amplias de entre todas las ciudades europeas y varios museos con colecciones muy importantes como el Museo de Pérgamo y el Museo Nuevo.
El Museo de Pérgamo es el museo más famoso que ver en Berlín y tiene una de la colecciones más valiosas del mundo.
Situado en la Isla de los Museos, se construyó según la medida de las obras de arte que iba a albergar y está formado por el Museo del Antiguo Oriente Próximo, el Museo de Arte Islámico y la Colección de antigüedades clásicas.
Las joyas más interesantes son la reconstrucción de la Puerta de Istar de Babilonia, el Altar de Zeus de la ciudad de Pérgamo de más de 2.000 años, la puerta del mercado romano de Mileto, la Fachada de Mushatta y el salón de Alepo.

Catedral, uno de los lugares que visitar en Berlín

Berliner Dom o la Catedral, ubicada cerca del Río Spree y de la Isla de los Museos, es el templo religioso más importante que visitar en Berlín.
Este edificio destaca en el exterior por su cúpula de cobre de color verde y en el interior por el altar, construido con mármol blanco y ónix amarillo aunque merece la pena visitar la Cripta de los Hohenzollern, en la que descansan varios miembros de la familia imperial de los Hohenzollern.
Además de esto, a nosotros lo que más nos gustó fue la subida a la alto de la cúpula desde donde puedes disfrutar de unas excelentes vistas de Berlín con el río Spree en primer plano.

Parque Tiergarten

Otras de las mejores cosas que hacer en Berlín es dar un paseo andando o en bici por Tiergarten, el parque más popular y grande de la ciudad.
Este parque de más de 200 hectáreas, situado en pleno centro de la ciudad, tiene varios lugares destacados como el Monumento Soviético que se construyó en honor a los 80000 soldados rusos que murieron durante la batalla de Berlín.
Otro punto de interés es el Monumento Nacional a Bismarck y la Columna de la Victoria, desde donde tendrás una de las mejores vistas de la ciudad.
Aunque nuestro rincón favorito del parque es preciosa zona de lagos y cruce de ríos alrededor del Café am Neuen See y en uno de los laterales del parque, cerca de la Puerta de Brandeburgo, se encuentra el Reichstag o Parlamento Alemán, otro de los lugares que visitar en Berlín más imprescindibles para el que merece la pena hacer una reserva previa online para poder subir a la cúpula de cristal diseñada por Norman Foster.

Barrio de Kreuzberg

El barrio de Kreuzberg o barrio turco, es uno de los barrios más alternativos y auténticos que visitar en Berlín.
Su sobrenombre se debe a la gran comunidad de inmigrantes turcos que viven en esta zona y en el que te sentirás en algún momento como si estuvieras en la misma Estambul comiéndote un kebab en alguno de sus numerosos puestos.
Además de un gran ambiente, en este barrio de moda tienes tiendas de ropa alternativas y alguno de los graffitis más famosos de la ciudad como el «Astronaut Cosmonaut» y el de «Nature Morte».
Si tienes pensado visitar este barrio te aconsejamos venir un martes o viernes de 11h a 18:30h cuando se monta un interminable mercadillo al lado de la parada de metro Schönleinstrasse y del río.

Monumento al Holocausto

Uno de los lugares más sobrecogedores que ver en Berlín es el Monumento al Holocausto. Este monumento se construyó en recuerdo a los judíos asesinados por el régimen nazi y está formado por una extensa zona cuadriculada de pasillos en la que se alzan grandes bloques de hormigón de diferentes alturas que también tiene una zona subterránea en el que se ubica el centro de información, donde destaca una sala con los nombres y fechas de nacimiento y muerte de las víctimas del holocausto.
Recomendamos recorrerlo con respeto y silencio, no hace mucho tiempo salieron fotos en varios medios de comunicación de gente subida encima de los bloques o haciéndose fotos con poses poco apropiadas, teniendo en cuenta el lugar y su significado.

Berliner Unterwelten

Otro de los lugares que visitar en Berlín que más nos gustaron es la Berliner Unterwelten, una extensa red de túneles y búnkeres situados debajo la ciudad.
Estos más de 3000 búnkeres se empezaron a construir cuando se intuía la derrota de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial y se mejoró durante la Guerra Fría por temor a otra guerra.
Las visitas guiadas, alguna en español, por la Berliner Unterwelten las realiza una empresa sin ánimo de lucro que proporciona diferentes recorridos en el que podrás conocer la historia y ver lugares como un refugio atómico.
La venta de los tours se realiza en un local situado en el número 105 de la calle Brunnenstrasse, cerca de la parada de metro Gesundbrunnen.